Seleccionar página

A las ricas frambuesas

Me encantan las frambuesas, me apasionan. Y por fin llegó el momento de recogerlas. Es un trabajo laborioso, que se recogen poquitas y conlleva bastante tiempo, pero sin duda merece la pena por lo ricas que están.

Aparte de comerlas naturales, son perfectas para mermeladas o helados caseros. Ya os contaré el proceso cuando me ponga con ello, que será en los próximos días 🙂