Frutales para plantar. ¿Dónde comprarlos? ¿Puntos a tener en cuenta.

Llevaba un tiempo consultando en internet donde conseguir frutales baratos para plantarlos. Me había convencido un vivero de Plasencia, que estaban a buen precio, y además pillaba relativamente cerca, aunque los mandan siempre por Seur, independientemente de la distancia.

Pero hoy, he encontrado un sitio con frutales en cepellón con tierra por 8€ y que además puedo recoger in situ. Así que me decantaré por esta opción. Los frutales a raíz desnuda que costaban unos 6€, pero tienen muchas más opciones de perderse. Además, con gastos de envío al final salen poco más o menos.

Son árboles con sello fitosanitario, es decir, que se garantiza que no vienen con ninguna enfermedad, lo que es importante. Tienen una altura de 1,50 metros más o menos, pondré fotos cuando los compre. Además, son de zona de clima frío, exactamente de León, por lo que sufrirán menos a la hora de acostumbrarse a su nuevo destino.

Espero que puedan estar en producción unos dos o tres años después de plantarlos.

Ahora este fin de semana, si el tiempo lo permite, haré los hoyos para que se vaya aireando la tierra, y esté mejor para plantarlos. Es importante que la parte de arriba de la tierra que se mueva para hacer el hoyo, sea la que luego se mete en lo más profundo.

También voy a planificar como plantarlos, la distancia entre unos y otros y los tipos de frutales que compraré.

Tareas de invierno a realizar

[et_pb_section transparent_background=»off» allow_player_pause=»off» inner_shadow=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» padding_mobile=»off» make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»off» custom_width_px=»1080px» custom_width_percent=»80%» make_equal=»off» use_custom_gutter=»off» fullwidth=»off» specialty=»off» admin_label=»section» disabled=»off»][et_pb_row make_fullwidth=»off» use_custom_width=»off» width_unit=»off» custom_width_px=»1080px» custom_width_percent=»80%» use_custom_gutter=»off» gutter_width=»3″ padding_mobile=»off» allow_player_pause=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» make_equal=»off» column_padding_mobile=»on» parallax_1=»off» parallax_method_1=»on» parallax_2=»off» parallax_method_2=»on» parallax_3=»off» parallax_method_3=»on» parallax_4=»off» parallax_method_4=»on» admin_label=»row» disabled=»off»][et_pb_column type=»4_4″ disabled=»off» parallax=»off» parallax_method=»on» column_padding_mobile=»on»][et_pb_text background_layout=»light» text_orientation=»left» admin_label=»Text» use_border_color=»off» border_style=»solid» disabled=»off»]

Voy a planificar las siguientes tareas a realizar:

1. Hoyos para sembrar los frutales

2. Plantar frutales.

3. Labrar el terreno y aportar abono orgánico como estiércol

4. Poda de los frutales que tienen ya años. Se puede esperar a finales de febrero o marzo.

5. Cura de invierno a todos los frutales (no a los recién plantados). Una vez podados.

6. Siembra de canónigos

7. Arreglar el camino de por debajo para poder ir con el tractor, sin tener que salir a carretera principal. *Necesito desbrozadora.

8.  Mirar a abrir sendero para pasar andando por el otro camino.

9. Mirar arreglar poza, o ver cómo almacenar agua para riego en verano

10. Acercame a ver la finca de los robles y acceso

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Siembra de ajos

Hoy he sembrado los ajos. En total 1 Kg de ajos, distribuidos en tres surcos de unos 4 metros de largo. Me ha llevado un par de horas, porque he tenido que preparar el terreno ya que antes no se había sembrado nada ahí. He pasado las vertederas del tractorín Pasquali de los años 60 que compré hace un año y un poco de zacho para hacer los surcos y listos.

Es una tierra muy rica en sustancia, como necesitan los ajos, porque hubo un montón de estiércol ahí hace unos cuantos años y también tiene ceniza de alguna quema que se ha hecho de fusca en ese sitio.

He enterrado bastante los ajos, desde la parte superior del surco habrá unos 15 o 20 cms, teniendo cuidado para que la parte estrecha de cada diente quede hacia arriba.

He andado tarde para su siembra, lo suyo es que el próximo año los siembre en noviembre o diciembre. El refranero dice:  «Por cada día de enero, ajo que pierde el ajero».